Tenemos nueva web

Tenemos nueva web

Aunque mantendremos actualizado el blog, las noticias y novedades se publicarán en nuestra nueva web diseñada por Abaxial: Web del Club Ba...

domingo, 6 de noviembre de 2016

ACEITUNAS FRAGATA MORÓN cae contra HLA Lucentum



El partido del sábado 5 de noviembre en el Alameda tenía todos los ingredientes para convertirse en un espectáculo baloncestístico de los que sirven para poner en valor la competición: dos de los equipos de cabeza de la tabla, con plantillas de calidad que incluyen a dos históricos del baloncesto español y un pabellón lleno hasta la bandera. Pero lo que podría haber sido un partidazo se convirtió en un verdadero esperpento para el que todavía no hay una explicación.

No puede servir de excusa la actuación arbitral, pues Aceitunas Fragata Morón pagó muy caros ciertos errores, especialmente en el tercer cuarto, que Lucentum aprovechó para asestar un doloroso parcial de 0-17. Sin embargo, está claro que el terrible desacierto de los dos jueces acabó por marcar todo el encuentro. Nada menos que 29 de los 82 puntos de Lucentum fueron desde el tiro libre, gracias a las numerosas faltas que se señalaban, muy discutidas varias de ellas. Eso, sumado a la calidad de los visitantes, provocó que el gran inicio de los muchachos de Javier Fijo se viniese abajo, aunque el equipo lo intentó hasta el final.

Quién sabe lo que habría pasado en condiciones normales. Quizás la primera parte pueda ser un buen espejo del partido que se perdió. Un inicio arrollador del equipo local, con Chagoyen estelar desde el triple, acompañado de los hermanos Marín y con los puntos de José Alberto Jiménez hacían que el equipo se pusiese con 12 puntos de ventaja, aunque Lucentum se rehízo un poco para acabar con solo 10 puntos de diferencia en el marcador. Múltiples robos y defensas de alto nivel posibilitaron este resultado de 26-16.

En el segundo cuarto, la cara del partido comenzó a cambiar. De repente, contactos que en el primer periodo no habían sido punibles, ahora eran castigados con faltas, una tras otra, dificultando mucho la presión que había ejecutado el equipo en los primeros 10 minutos. De esta forma, Lucentum aprovechó las numerosas visitas a la línea de personal para ir acercando el resultado a sus intereses, igual que tiros de calidad de sus jugadores. Para desatascar al equipo, Morón se agarraba a Tyler Gaffaney, que anotó 5 puntos. Aun así, los alicantinos dieron otro arreón para que Morón no se escapase, y se llegó al descanso con 37-35.

Las sensaciones eran muy extrañas. La evidente frustración por la mala actuación de los árbitros se contagió a los jugadores, que aun así salieron al tercer cuarto con una marcha más para aumentar la ventaja en el marcador. No lo conseguía al principio, con poca fortuna a la hora de defender ciertas acciones –que terminaban en falta-, aunque sí pudo escaparse el marcador cerca del final del tercer cuarto para poder encarar el final del partido con una ventaja de 9 puntos (60-51). En este compás Tyler Gaffaney destacó una vez más junto con Alo Marín (los dos mejores jugadores locales en la anotación; Alo, además, fue MVP del partido con 21 de valoración).

Pero el último cuarto fue un descalabro total. La acumulación de faltas había mermado seriamente las variantes de la plantilla local, ya que Alejandro Rodríguez y Jesús Chagoyen fueron expulsados, y Javi Marín, Tyler o Leo Cizmic acabaron con 4 faltas cada uno. Los jugadores estaban fuera del partido, y eso se notó cuando Lucentum anotó ese doloroso 0-17 gracias a los factores ya señalados y a muchas pérdidas de balón extrañas. De 60-51 se pasó a un 60-68, con Michale Balogun haciendo mucho daño desde el perímetro. Morón entraba de nuevo en el partido con dos triples vitales de José Alberto y una canasta de Tyler que ponían al rival a dos puntos. Pero nuevos triples y pérdidas de balón y faltas hacían que, a falta de un minuto y medio, Alicante pusiese tierra de por medio.

Hubo tiempo, eso sí, para una jugada que, de haberse consumado, habría supuesto la locura máxima. Con 79-82 en el marcador y dos segundos por jugarse, Tyler lanza a fallar la falta que tenía para que Alo Marín lanzase un triple imposible. El silencio se hizo en el pabellón mientras volaba el balón a la canasta, se paseaba por el aro y… fuera. Al final, victoria merecida para Lucentum en un partido marcado por el arbitraje y la gran calidad de los alicantinos. Y también con la frustración de no haber podido disfrutar de un partido en igualdad de condiciones entre dos grandísimos equipos.


Juan Luis Mármol

Últimos 2 segundos del partido. Tres puntos abajo y tiro libre para Tyler Gaffaney. Había que tirar a fallar, coger el rebote y meter triple para empatar:

video

Estadísticas del partido:



Resultados de la jornada:



Clasificación:



Próxima jornada:


Las fotos del partido de Juan Vázquez:



No hay comentarios:

Publicar un comentario